9 de febrero de 2008

EGOIST


Nadie sabe por qué, pero existen.
Sólo quieren los suyo, no les importa por encima de quien pasan. No miran atrás, no sienten remordimientos ni pesar. Son capaces de pedir y pedir sin medida, pero nunca dan si no es a cambio de algo. Cuando tienen un problema, es EL PROBLEMA, y lo tuyo son sólo pequeños problemitas que nada tienen que ver con ellos: “ES TU PROBLEMA, CHATA”. No sé por qué se les aguanta y no les decepcionamos con un “NO” a tiempo.
Es una de las cosas que hay aprender para sobrevivir, decir “NO” a quien no sabe decir “SI”
Publicar un comentario en la entrada