8 de febrero de 2008

Historias


Hoy he conocido una historia.
La vida está llena de hermosas historias, historias de amor. Amor de padres e hijos. Amor entre hermanos, amor de amigos, amor de pareja. Amores imposibles. Amores eternos.

El amor no tiene edad, ni sexo, ni razón. El amor no se puede tapar, esconder ni negar. El amor sale ,más tarde o más temprano.

Se trata de un señor de unos 70 años, separado. El pobre está enfermo y le han operado. Su hermana de 92 años viene a visitarle, que por cierto tiene mejor pinta que él. Le acompaña una señora que aparenta unos 60 y tantos o 70, pero que ya cumplió los 80. Nos confiesa que es la pareja del caballero enfermo, que ella, en realidad, es viuda. Quiso venir a verle antes, pero no le dejaron pasar porque "como no era de la familia…". Ella se presentó como amiga muy cercana y no se atrevió a decir más. Después nos ha contado que no viven juntos pero que le quiere mucho. ¡Si viérais con que ternura le cuida.!
Publicar un comentario en la entrada