8 de diciembre de 2008

Empezando

Realmente me da pereza. Tengo un amigo que acaba de ser papá de un varoncito. Mi amigo es de mi generación, compañero del colegio. Cuando miro a mis hijos , de 13 y 11 años, me doy cuenta de todo el camino recorrido. Desde muy pequeños los lloros, los pañales,el no dormir. Luego enseñarles el camino para no tropezar,físicamente. Enseñarles a hablar,caminar, escribir, perdonar, regalar, amar, sonreír, llorar, compartir, perdonar, olvidar, recordar... No estoy ni a la mitad del camino, ahora empiezo una etapa DIFÍCIL. Pero tener que volver al principio....buf, no quiero ni pensarlo. Pero tengo claro una cosa mis hijos son lo mejor que me ha pasado,son lo mejor de mí y de Nacho, son lo que me hace enorgullecerme y sentir que todo merece la pena. Por ellos.

Publicar un comentario en la entrada