27 de enero de 2009

LA EDAD

Hoy me siento vieja, aunque gracias al entorno diría yo. Quizás no vieja, sino de mi edad... Empiezo a acusar problemas de vista cansada, presbicia, y eso me hace alejarme discretísimamente las cosas para leerlas. Pero hoy se han empeñado en la tienda de cosmética en regalarme cremas antiarrugas. ¿Se han vuelto locas? ¿Es que no se dan cuenta de lo delicado que es a una persona de mi edad, que empieza a fingir la edad, regalarle ese tipo de productos ? ¿Es que no se da vuenta que no tengo arrugas? ¿? ¿O será la presbicia que me hace no verme las arrugas? ¡¡¡¡AAAAAH!!!
No queda más remedio que asumirlo, así debe ser. Pero creo que no voy a usar esas cremas, son sólo unas muestras, pero la pinta no es muy buena que digamos. Yo no soy muy de potingues...
! Pero que se habrá creído esa criatura que soy yo ¡
Publicar un comentario