22 de enero de 2009

Siempre conectada, por favor

Yo cuando me entierren quiero que lo hagan con un teléfono móvil con la batería llena. Pero no cualquier teléfono, no. Quiero uno con 3G, Wifi y bluetooth. Un iphone o cualquier otro similar. Todo tiene una explicación. Por un lado pensando en que realmente no esté muerta, al menos podría avisar alguien: !eeeh¡ que no me he muertooo.¿Sacadme de aquííí!. Y mientras localizo a alguien puedo navegar y no aburrirme...Por otro lado si he muerto, como fantasma puedo divertirme mandando mensajes vía bluetooth a todo el que se acerque y dé alcance, o hacer llamadas desde el más allá a "amigos" del más acá. Sería realmente divertido.
Ya puestos que me dejen un enchufe y un cargador en el ataúd...
Publicar un comentario en la entrada