15 de julio de 2009

ERARRE HUMANUM EST, PERO CON CONSECUENCIAS TERRIBLES

Pues desgraciadamente ocurren errores y accidentes y cagadas auténticas en sanidad, en la policía, en la judicatura y el fontanero o instalador de gas y no digamos superingenieros. Las consecuencias y las responsabilidades son diferentes pero muchas veces de igual trascendencia. Los sistemas de seguridad están pensados para evitar accidentes humanos (el cansancio, estar distraído, la inexperiencia, la rutina...) Desgraciadamente son caros y no todas las empresas invierten en desarrollarlos, incluídas las empresas del estado. La seguridad nunca debería ser tema de discusión a la hora de exigirla sobre todo cuando los profesionales la reclaman y avisan a sus gestores de los peligros que pueden ocurrir antes de que éstos ocurran.
Mis condolencias para la familia de Ryan y que al menos sirva para que alguien ponga un poco de sentido común , en sanidad la superespecialización requiere profesionales superespecialistas o si no tutelados correctamente, todo el mundo necesita su tiempo para formarse. Por otro lado hay que invertir en SEGURIDAD, sobre todo cuando es tan sencillo como utilizar un sistema de infusión único, si, es verdad , hay que tirar o adaptar los que ya se tienen, pero es más barato que la vida de cualquiera.

Otros sitios de interés :

http://www.anestesiar.org/2009/ryan-%C2%BFnegligencia-medica-cumulo-de-factores-o-de-todo-un-poco/
http://www.anestesiados.com/2009/07/16/error-medico/
Publicar un comentario en la entrada