16 de julio de 2009

PANAL DE RICA MIEL. 2ª PARTE

¿Habéis visto alguna vez una película de terror de abejas asesinas?

Pues la imagen de las abejas desperdigadas por toda la habitación me recordó tremendamente a una de estas.
El primer momento resultó encantador, el hombrecillo se enfundó un mono blanco, unos guantes , unas botas y el casco ese típico con la redecilla. - Ayer me picaron un montón - dice sonriente. Lo primero era bajar la persiana para poder sacar la colmena - van a estar muertas y no vamos a salvarlas - . Pues después de encender una especie de jarrita acoplada a un fuelle del que salía un humo blanco, muy aromático por cierto, se subió a la escalera para empujar hacia abajo la persiana, mientras otro señor , con Nacho , empujaban desde dentro para bajarla. En ese instante se dispersaron cientos de abejas alrededor del señor, el de fuera, pero en la persiana no se veía ningún panal, sólo restos de miel , cera , etc. Que susto, yo salí pitando hacia dentro de la casa, al salón, je,je.
En segunda fase hay que abrir la caja de la persiana, y efectivamente, al abrir la caja, a parte de llenarse el cuarto de abejas, allí estaba la colmenita. Durante estos meses al estar la persiana bajada, el hueco quedó libre para que fabricaran hasta 5 o así, paneles, celdas o como se llamen.
Al final el hombre, Juan Carlos se llama, ha podido salvar algo , poco a poco lo ha ido metiendo en su colmena cuadrada. Es increíble como las abejas se pegan a sus celdas, sin inmutarse mientras las coloca, incluso las rebaña con un cepillo, echándolas a su caja como si fueran granos de arroz que nos han quedado fuera del plato. Por cierto que nos ha dado unas cuantas en las que sólo quedaba miel.No os imagináis cómo sabe esta miel.
Después hay que conseguir que se vayan todas las abejas del cuarto, es el de los niños, y de la ventana. Me temo que hoy tampoco duermen en su cuarto

Publicar un comentario en la entrada