23 de septiembre de 2009

BICICLETEANDO



Pues ya he empezado a pedalear, me he comprado una bici. La vi en internet y la compré. Es plegable,así la puedo llevar en el maletero fácilmente y pedalear donde me apetezca. De momento he salido dos tardes. La experiencia: positiva. Revivir el pedaleo con el aire, el sol y la naturaleza de la infancia ha sido fantástico. Al menos no tengo agujetas. Sólo tengo un inconveniente. No,no, la bici es fantástica, pero claro , el tamaño es universal y una es pequeña, por lo que no llego perfectamente bien al suelo con los pies y el manillar me queda algo lejos del cuerpo y tengo que forzar algo la espalda. De momento sin consecuencias dolorosas. Tendré que comprarme una a medida, al fin y al cabo ésta me costó muy barata.
Publicar un comentario