17 de octubre de 2009

De Sábado en Sábado y tiro por que me toca


Trabajo,trabajo, trabajo...
Sí, ya sé que es estos tiempos de crisis no me puedo quejar por tener trabajo y tener de más. Pero el fin de semana se hace ¡tan corto!.
Lo que hay que hacer es aprovecharlo a tope. Organizarse un poco y disfrutar cada segundo. En general esto mismo lo aplico el resto de la semana. Porque además me gusta trabajar y me gusta mi trabajo. Por tanto no se puede pedir más. Aunque también me gusta disfrutar de mi tiempo libre, no cabe duda y cada vez más.
Nunca me ha importado madrugar , lo de dormir me parece una pérdida de tiempo y me da mucha rabia despertarme el domingo a las doce y dejar de hacer un montón de cosas. Pero el cuerpo a veces lo pide y hay que hacerle caso.
Cada vez me parezco más a mi padre, me acuesto tarde, me levanto pronto, me compro mis caprichines informáticos y leo casi de todo, por no decir de la afición de escribir correos o cartas de reclamación cuando algo no te gusta.
Publicar un comentario en la entrada