30 de noviembre de 2009



Este fin de semana hemos ido a ver la de los vampiros, mis hijos y yo. María ya la había visto, pero no se pudo resistir a una invitación, en la matiné del domingo, La Vaguada. Una gozada , apenas gente, sesión numerada...y luego sales alrededor de las dos, para tomar el aperitivo, hacer algunas compritas y si quieres te quedas a comer en los variados restaurantes de comida rápida que hay.
La película me gustó, pero entiendo que los que no hayan leído los libros les resulte una patochada. Yo recuerdo el libro y me imagino todo lo que no sale en la peli. A mi hijo y mi sobrino, que también vino con mi hermana, también les gustó.
Estoy deseando ver la tercera, la verdad.
En el fondo soy una romántica empedernida
No sé si quedarme con Jacob o con Edwards...
Publicar un comentario