21 de noviembre de 2009

Relato de un náufrago que estuvo diez días a la deriva en una balsa sin comer ni beber...


Excelente libro, la verdad, acabo de terminarlo. En realidad en un relato corto. La descripción de la soledad y la desesperación, pero al mismo tiempo la lucha por la supervivencia esta hecha impecablemente. Resulta espeluznante,pero alentador el saber que podemos permanecer hasta 10 días sin comer y apenas beber.
Ademas de una historia real, con varias lecturas, es una guía para los exploradores, para los que quieren seguir vivos en este mundo.Y con vivos me refiero a estar presente, alerta, en este mundo. Debería reposar en las mesillas de los dormitorios de todos nosotros, para recordarnos a nosotros mismos por qué seguimos aquí.
Publicar un comentario en la entrada