18 de noviembre de 2009

Un Mundo Feliz


Si , confieso que lo acabo de leer.
No recuerdo haberlo leído, sin embargo toda la historia la conocía, incluso algunas expresiones y discursos. Probablemente de lo que siempre se ha comentado en casa, o tal vez la leí y no lo recordaba. Pero en aquel momento muchas de las expresiones, sutilezas e ironías de la historia se me habían escapado. Por supuesto es una "traginovela" de ciencia ficción. La agonía del ser humano abocado a la decrepitud ( física y mental) o la doblegación del espíritu, del pensamiento libre, del sentimiento libre.
Mi padre siempre dice que cada vez este mundo se parece Al Mundo Feliz de Huxley y no deja de tener razón.
La televisión y todos los medios audiovisuales de hoy no dejan de ser un instrumento para la determinación de nuestro comportamiento. Por un lado toda la información al alcance, pero también cada vez más dependientes de ella.
Nuestro mundo cada vez se aleja más de lo natural, como en El Mundo Feliz, y nos dejamos guiar por lo que sale en una pantallita ( más Orwell que Huxley).
Pero no creo posible un mundo de Deltas, Gammas, Epsilones , Alfas y Betas en el que ninguno de ellos tenga la necesidad, el impulso, el sueño de cambiar de estatus. No creo en la determinación estricta, ni genética, ni inducida. Creo en el libre albedrío. Creo en "Pienso , luego existo".
Publicar un comentario