29 de enero de 2010

SIN ANESTESIA

No sé cómo me he perdido esta serie, debería enseñársela a algunos compis cirujanos, me voy a imaginar los personajes trasladados a mi hospital, al modo Drajomeini. No hay que perder el sentido del humor.
Sobre todo la canción de la presentación, la voy a poner de fondo en el quirófano.









Aunque se parece mucho a esta :

Publicar un comentario