22 de agosto de 2010

Samurai




"Vigilancia constante, fidelidad y desprecio a la muerte son las virtudes del samurai, quien ha asimilado profundamente ese saber y se ha identificado totalmente con él se halla en camino de convertirse en un auténtico samurai."


Introducción de Sanchez Dragó de este bello relato de Hisako Matsubara sobre la fidelidad a las ideas y las tradiciones y la renuncia a la propia felicidad en un mundo y un tiempo ajenos al nuestro y que nos acerca a duras penas a la cultura y mentalidad nipona. Nada queda del teatro , del equilibrio y la sobriedad del samurai, la "danza" del té y la búsqueda de la perfección estética, sacrificada , cruel y estática.¡ Que hermosura de imágenes y nobles sentimientos.!
Publicar un comentario en la entrada