28 de septiembre de 2010

Siguiendo a los hijos


Cuando ves a tus hijos pasar por todas las cosas por las que has pasado en tu vida... sientes una complejidad de sentimientos.
Al principio las vivencias son muy lejanas , primarias y te hace mucha ilusión porque ya casi las has olvidado y experimentarlas de nuevo a través de la piel de nuestros hijos es algo fantástico. Después aparecen los problemas, ya no es todo tan bonito, empiezan las vivencias difíciles y pasamos de nuevo por ellas. Los deberes, la autoestima en el colegio, los amigos, los novios... Poco a poco sus vivencias se van pareciendo más a las tuyas y por un lado está bien porque puedes compartirlas mejor, comprenderlas mejor al ser tan cercanas . Pero por otro lado te das cuenta de lo inexorable del tiempo.
Ha llegado el momento. De tal palo, tal astilla. María ha empezado su propio blog: http://mariateniaundiminutocorderito.blogspot.com/
Te deseo todo lo mejor en esta nueva aventura.
Publicar un comentario en la entrada