27 de enero de 2011

MI IPAD

Al final, llegó. Lo confieso con cierto pudor , he caído en la tentación. Me resistí bastante tiempo. Me hice la interesante , incluso le dije a mi marido cuando me preguntó que iba a querer este año por reyes"
- no, no me lo regales, no , déjalo, que tengo de todo" (por dentro me moría de ganas y pensaba justamente lo contrario).
Para resarcirme conmigo misma, planeé con mi cuñado comprarle una a mi hermana, yo le ayudaba y así ella podía disfrutar del juguetito en nuestro cumpleaños ( somos gemelas) . Así que llega el día antes de mi cumple , mi marido me dice cuando llegué de trabajar, tarde , de la peonada:
- ¿Qué quieres que te regale? Me gustaría regalarte algo que te haga mucha, mucha ilusión...
Y yo le digo:
- No se me ocurre nada... nada!, cómprame unas flores y una tarta (con la boca pequeña)
Al día siguiente, mi cumpleaños, cuando llego de trabajar tenía unas flores en mi cuarto y una tarta en la nevera. Pero nada más. Me quedé chafada. Y encima con cara de tonta, en definitiva yo había dicho lo que quería. Estuve todo el día como una víctima incomprendida, pero sin atreverme a decir ni mu, y pensando, claro, claro, ni una sola sorpresa, por que hay que ver, mira que no saber qué regalarme...
Cuando llegaron la 10 de la noche me dice mi marido ¡bueno, entonces, ¿te damos tu regalo o qué?
Se me quedo el careto helado, por un lado risa, por otro vergüenza ... pero ahí estaba, mi IPAD.
Es un modelo con Wifi, sin 3G, pero me encanta.
Es mucho mejor de lo que había pensado. Ya os iré contando cosas de las aplicaciones.
GRACIAS NACHO y NIÑOS
Publicar un comentario en la entrada