19 de febrero de 2011

Un día cualquiera

Voy a tomar un café antes de empezar el día. O no sé si antes preparar el quirófano. - ¡Buenos días! - Bueno , aún no ha venido la enfermera. Le diré a la auxiliar que me meta en el quirófano la bomba de Ultiva... El café aún no está preperado. ¿Me pregunto a quién le toca guardia este sábado...? No sé si coger una arteria... Menos mal que es viernes, que ganas tengo tengo de ir al cine este fin de semana. - ¡Buenos díaaas! - . Me voy a cambiar y casi que luego me tomo el café. Oh! No quedan pijamas pequeños de los buenos, cogeré uno mediano. - ¡Holaaa! - Espero que se dé bien el parte y acabemos pronto...¿A qué hora vendrán los cirujanos? Merche es de segunda hora...aunque luego es rápida. - ¡Bueeenaaas! ¿Dónde habré puesto las llaves?. ¡Ah! Aquí! que mal huele la taquilla, a ver si tengo un día tiempo para ordenarla.¡ Y ahora el móvil! -¿Si?-
- Hola, Gordo - Si, si. No, no. Vaale. De acuerdo. Hasta luego. Adiós. - Y el pijama éste ¿donde tiene el cordón? ¡mierda! ¿Y ahora qué me falta?. - Hola , buenos días- El fonendo, el rotu, el boli, libro, revista, móvil...¡Ya puedo empezar!
Publicar un comentario