12 de junio de 2011

Disfrutando del domingo




No madrugar sin tampoco levantarse muy tarde está resultando un verdadero placer de disfrute ocasional, prácticamente para los domingos..
Una buena comida en familia, comida casera y "pollo de alquiler".
Y como no, los eventos televisivos de fin de semana, esta vez toca Gran Premio de Fórmula 1 en Canadá.
Poder disfrutar de la lectura en la terraza, venciendo el sueño en la hamaca, con el sol salpicando de vez en cuando entre los resquicios del toldo.
Es muy difícil poder hacer de todo en un sólo día. (Dos puntocerismo, leer, ver la tele, ir a patinar, salir a comer o tomar el aperitivo, ahora la piscina...)

¿No podían inventar un domingo con "Extra" de horas para los que tienen una agenda apretadilla, como trabajar los sábados por ejemplo.? Otra opción es hacer el Lunes parcialmente festivo y que se entrara a trabajar a media mañana...
Ultimamente, en realidad, es que no tengo tiempo para nada, aún menos leer, internet o ir al cine... ¿En qué invierto realmente mi tiempo? Aunque procuro rentabilizarlo al máximo y sobre todo disfrutar todo lo que hago, hay muchas cosas que se quedan sin hacer.
Lo que si tengo claro es que me encanta mi trabajo.
¿En que invertís vosotros vuestro tiempo? ¿Os da tiempo realmente a hacer todo lo que os gusta? (además de las obligaciones, claro)
Publicar un comentario en la entrada