12 de octubre de 2011

La casa de Dios








Ya había escuchado algo de este libro y por fín me decidí a leerlo. Puede parecer despiadadamente cínico, cruel, escatológico, pornográfico, pero no. Es sólo el reflejo, la fotografía, la película del ser humano, nuestros miedos, nuestras obsesiones, nuestros deseos y sobre todo nuestros errores y aciertos. Porque, no nos olvidemos, los médicos somos humanos y también dudamos, nos equivocamos, nos arrepentimos, rectificamos o no, padecemos, soñamos, deseamos, amamos y odiamos con todas nuestras fuerzas...
Os recomiendo este libro a sanitarios y pacientes: reid, llorad , sorprenderos.



Samuel Shem 

Leer una crítica 
Esta entrada  la dedico al Dr.Gil Poza  y ,por otras circustancias, al Dr Iborra, gran lector y especializado en recordarme estas palabras.
Publicar un comentario en la entrada