21 de noviembre de 2011

Agradecer


Cuando a uno le hacen a medida un programa, son unos minutos, horas, en los que esa persona ha estado pensando en ti, en como agradarte, en darte una alegría, una sorpresa. Son momentos en que esa persona ha olvidado en parte otras cosas que tiene en la cabeza y los ha dedicado a elaborar algo , a construir, a crecer.

Gracias, Bruno.
Publicar un comentario en la entrada