26 de enero de 2012

HUMILDAD




Cuando menos te lo esperas, cuando más confianza tienes en ti mismo, aparece alguien que te hace ver lo equivocado que estás en algo, en actitud, opiniones y modo de expresarlas. Cuando menos te lo esperas la vida te enseña algo que tu creías que nunca ibas a ver o pensar. A tu alrededor siempre hay personas que tienen algo que enseñarnos por su manera de vivir la vida, por su manera de expresarse, por su manera de mirarte o hablarte , y por la manera de perdonarte. Pero, ¡cuánto trabajo cuesta reconocer cuando nos equivocamos! y ser humildes. Reconocerlo sobre todo ante algunas personas que por algún motivo, quizá totalmente subjetivo, las infravaloramos, quizá injustamente...
Pido perdón por equivocarme y por no saber pedir perdón.
Publicar un comentario