3 de abril de 2012

Gataca











                                     
Segunda parte de la ya comentada "Síndrome E", aunque perfectamente leíble de forma independiente, tal y como explica el autor en su comienzo.
Vuelve a sorprender el autor por su argumento y el hilo de acontecimientos. De nuevo la genética viene a ser la protagonista de la historia. Policias, asesinatos y misterios sin resolver.  Personajes bien dibujados y trama bien enlazada. Para pasar un buen rato sin hacerse demasiadas preguntas, tan sólo constatar la crueldad del ser humano y la imparable autodestrucción del Homo Sapiens.


Publicar un comentario en la entrada