12 de noviembre de 2012



Mañana mi niña cumple 17...



Pero ¿como ha ocurrido?, ¿cuando?

No por ello dejo de pensar en ella como ser vulnerable al que proteger. Trozo de mi cuerpo, de mi alma, al que alimentar en espíritu. Ayudarla a no doblegarse. Empujarla hacia la ilusión. Acolchonar la caida y amortiguar el desaliento. Resistirme a su independencia respetando su libertad y autonomía. Sujetándola con un hilo invisible mientras vuela, ocultando mis ojos con las manos, con un mínimo resquicio de mirada disimulada. Disfrutando con ella. Sufriendo juntas.Amando su tesón, su pasión y su fe en el mundo. 



Felíz cumpleaños
Publicar un comentario