22 de septiembre de 2008

LUNES

Ayer regresamos de Santander. Estaba hermoso. Un día espléndido. La bahía cálida, soleada, brillante, pacificadora.
Después de ver a la familia y sobre todo a la nueva personita tuvimos que volvernos rápidamente. Sufriendo en el atasco, pero sanos y salvos.
Hoy el día ha amanecido duro, sin luz, sin agua caliente, de Lunes absoluto. Pero después ha despejado y parece que va a ser un gran día.
Os deseo a todos un dulce y maravilloso Lunes.
Y bienvenida al mundo, Alejandra.
Publicar un comentario en la entrada