27 de octubre de 2009

Encontrar

El mundo es cruel, ya lo sabemos, pero de vez en cuando conviene recordarnoslo para que no nos dejemos llevar por la inercia de la estupidez.
Las personas con validez intelectual no siempre son las más estimadas en el mundo laboral, sobre todo si son trabajadoras y reivindicativas del trabajo bien hecho. Los mediocres no pueden dejar que éstos triunfen así cómo así. Pero estoy segura de una cosa, son sobrevivientes y tarde o temprano alcanzan la estabilidad. Quizás aprendan algunos truquitos sociales para engancharse a algún padrino... O bien encuentran al enemigo-aliado que lo necesita para competir. O bien encuentran a alguien que ve eso tan especial que los hace tan válidos e imprescindibles.
Suerte a los que lo necesitan, para encontrar su destino. Los Gigantes del Quijote se convertirán en Molinos y no tendremos que luchar contra ellos, los utilizaremos para moler nuestra harina.
Un beso, Esther.
Publicar un comentario en la entrada