27 de octubre de 2009

SOBREVIVIR EN GALLARDÓN CITY

Lo primero de todo uno necesita un manual de psiquiatría antiestréss para poder tener una conducción relajada( no sirve medicarse porque te pillán en el CONTROL y te vas para los corrales con multa y cepo). En segundo lugar conviene llevar en el bolso algún alimento y bebida para no morirse por inanición antes de llegar a destino. No olvidarse de ir sondado, ya que para pararse un momentito en cualquier sitio a desahogar la vejiga no está tan fácil si no quieres arriesgar una multa. Y por supuesto has de saber muy bien el camino y no confundirte ni una salida de la M30 ni una dirección de una calle. No sirven GPS, ni Google MAPS, no están actualizados a las últimas variaciones de las obras. Tendrás que arriesgarte o haber ensayado antes el camino. Como te pases una rotonda, un lateral de la Castellana-Paseo del Prado, o una salida de la M30 te la has jugado. La próxima salida, el próximo cambio de sentido o la próxima rotonda donde te dejen girar al lado que tu quieres estará 3 salidas/rotondas más allá. Estarás en el carril equivocado 4 veces de cada 5 y encontrarás un guardia o similar (como se llamen) en el momento que quieres dar la vuelta en prohibido 7 veces de cada 8.
Pero eso sí Madrid está divino, a pesar de las obras y desvíos, el buen tiempo y esta especie de Otoño-primaveral consiguen a pesar del cambio de hora que pasear por el centro sea reconfortante para alguien como yo que habitualmente lo pisa poco.
¿Qué tal estará Barcelona, Salamanca, Sevilla o Valencia? ¿Y N, York o Paris, Londres o Moscú?
¿Que tal estarán el resto de ciudades del mundo con este loco tiempo y el mundo acelerado en el que vivimos?
Publicar un comentario en la entrada