5 de marzo de 2008

Rosa


El mundo está lleno de buenas personas, de verdad. Menos mal que tenemos la oportunidad de conocerlas, incluso de que sean nuestros amigos. Rosa es una de ellas. No conozco malintención en sus gestos, ni aún cuando quiere ser "mala". Siempre procura ser-estar alegre y ver el lado positivo. Y sobre todo cuando atiende a los pacientes con todo el cariño. Es una gran ENFERMERA, con mayúsculas además de una gran persona, seguro que madre y me consta que hija. Ahora que está pasando malos momentos quiero darle todo mi cariño para poder continuar en el camino de la vida. Un beso Rosa.
Publicar un comentario en la entrada