24 de julio de 2011

La ventana indiscreta y otros relatos




¿Quien no conoce este famoso relato llevado al cine por el magistral Hitchcock ? Leerlo en el texto original de Cornell Woolrich nos trae un aroma nostálgico de la primera mitad del siglo XX. Aunque no sea un relato tan adornado de personajes e imágenes al otro lado de la ventana, como el cinematográfico, y conocemos ya lo que va a ocurrir, no deja de resultar entretenido.
El resto de relatos, asesinatos, cada uno escrito desde el puntos de vista del asesino, la víctima, el inspector, el sospechoso inocente o el improvisado investigador. Originales, pese a que leídos en este presente de series televisivas policíacas de "CSI" y demás, resulte complicado parecerlo, incluso pueril, ingenuo o inconcebible. Pero haciendo un traslado mental en el tiempo, recurriendo más al ingenio y menos a la tecnología, es posible. Me hace recordar las novelas que leía de niña-adolescente. Me han hecho recordar incluso a las novelas de Asimov en las que más allá de la robótica y la Ciencia Ficción también el misterio, la intriga y la investigación deductiva tenían lugar. El suspense, la intriga y la duda de culpabilidad o inocencia. Y sobre todo la nostalgia de un relato de intriga diferente, descriptivo, deductivo y amigo del bien y la justicia.
Publicar un comentario en la entrada