29 de febrero de 2008

La responsabilidad de la educación

Qué difícil es esto de ser padres y educar a los hijos. ¡Cómo me acuerdo de mi madre y mi padre cuando me lo decían! ¡Con lo fácil que parece en los hijos de los demás!
Aprender a decirles "No”, pero un "No" sincero, responsable y justo. No perder la paciencia. Enseñarles a ser buenas personas, amigos de sus amigos, buenos hermanos y futuros buenos padres...Y además tratar de ser equilibrados de forma que les guiemos en el camino, pero dejándoles resolver por sí mismos con un hilo invisible que les haga no caerse. Animándoles en sus ilusiones y proyectos, aunque no siempre estemos de acuerdo con éstos.

1 comentario:

Unknown dijo...

Y qué difícil no caer en la mirada ciega del amor o no repetir los errores que cometieron contigo, o no dejarse llevar por el ambiente que te rodea. Y aunque uno piensa que lo que le sirvió puede servirle a otros, resulta que no, y que cada uno debe recorrer su camino como pueda. Pero también es cierto que lo que se siembra acaba floreciendo. Como tú. ;-)